Sociología del Arte
María de la Paz
ISFA Lola Mora / ISFA Lola Mora
Contenidos

 Instituto Superior de Formación Artística “Lola Mora”

Profesorado en Artes Visuales

 

 Sociología del Arte                                  Prof. María de la Paz Marchetti

 

 Fundamentación:

 La inclusión de Sociología dentro del tramo de formación general del profesorado en Artes Visuales es de vital importancia, dado que apunta a desnaturalizar las relaciones sociales existentes y a problematizar y desmitificar el conocimiento en general. El mismo es concebido no como una mera transmisión de saberes sino más bien como la construcción colectiva de conocimiento y la apropiación de los saberes ya acumulados; existe por lo tanto, un proceso de producción, distribución y apropiación de los mismos.

En este sentido, resulta clave seleccionar contenidos que posean alguna significatividad para los estudiantes, siendo así que el recorte elegido dentro de la sociología para abordar en el Profesorado en Artes Visuales perteneciente a la Escuela Superior de Educación Artística en Artes Visuales "Lola Mora" es el del campo de la Sociología del Arte, enfocándose en las Artes Visuales.

Por otro lado, se intentará desnaturalizar la relación entre docentes y estudiantes con la intención de romper con el verticalismo de la misma para pasar a concebir a la enseñanza/aprendizaje de manera integral, no como dos instancias separadas sino como dos partes indisolubles de un mismo proceso: la construcción del conocimiento, la cual interpela a los sujetos, llamándolos a abandonar la pasividad y el conocimiento contemplativo para llegar así a la praxis. Esta práctica docente que busca la superación de las antítesis enseñanza/aprendizaje y docente/estudiante es particularmente relevante en el campo de la formación artística, donde el arte se “aprende haciendo” (Vigotsky: 1996 y Spravkin: 1997), concibiendo además que el docente se forma a lo largo de toda su trayectoria educativa, por lo cual este tipo de prácticas pedagógicas dialógicas y problematizadoras contribuyen a generar nuevas prácticas docentes en los futuros profesores. No se busca sólo que los estudiantes aprendan lo que indica el programa, sino que se sitúen en un nivel de comprensión más consciente que les posibilite aprender a aprender[1], aprender que pueden aprender y aprender a enseñar, con lo cual no sólo nos remite a la dimensión teórica del conocimiento sino también a su dimensión práctica[2]

El programa que se presenta tiene como objetivo general realizar una primera aproximación a los desarrollos teóricos e investigaciones realizadas por diferentes autores que han contribuido a la Sociología del Arte. La selección de autores es aleatoria, en el sentido que quedan al margen pensadores muy importantes, y los aspectos teóricos a revisar de cada uno de ellos, aspectos recortados también, tratan de centrarse en los aspectos metodológicos de cada uno y en los conceptos claves que permiten aproximarse a la cosmovisión del arte y lo social en ellos. Dado que existe una multiplicidad de interpretaciones posibles dentro del campo en cuestión, hemos intentado incluir autores de diferentes corrientes analíticas, lo cual se ha visto limitado por el marco dentro del cual se desarrollarán los encuentros: se trata de una materia, la cual tiene una duración cuatrimestral. Siendo de esta forma, nos resultaría imposible abordar toda la amplia variedad de literatura existente en relación a la temática que nos ocupa.

 Marco didáctico:

 Adherimos a la concepción constructivista del aprendizaje y la enseñanza, lo que implica rescatar los conocimientos previos para resignificar y construir una representación personal del fenómeno a estudiar. El objetivo central sería que el estudiante logre “aprender significativamente, construyendo un significado propio y personal para un objeto de conocimiento que previamente existe”[3]. De esta forma apelamos a los estudiantes entendidos de manera integral, buscando que los mismos puedan no solo aprender sino aprehender, internalizar los conceptos bajo análisis y encontrar una aplicación práctica a los mismos, estimulando su creatividad. Así, el rol de los docentes sería el de ofrecer una guía, ayudando a los estudiantes a problematizar el fenómeno estudiado, encontrando los aspectos del mismo que más significativos les sean para profundizar en ellos.

Astolfi, en lo tocante a la relación que se establece entre docentes y estudiantes, sostiene que existe un contrato didáctico gracias al cual lo que el docente busca realmente es lograr que sus estudiantes “asuman intelectualmente un problema que, en un primer momento, le es exterior, a fin de que se hagan cargo de los medios conceptuales de su resolución”[4]. Dentro de la trayectoria recorrida al asumir dicho problema que posibilitará el aprendizaje significativo por parte de los estudiantes[5], el error ocupa un lugar central para poder construir conocimiento de manera autónoma, “el error ya no es considerado aquí una deficiencia de parte del alumno, ni tampoco una falla del programa. Se le reconoce su derecho a estar en el centro del proceso de aprendizaje. Lejos de castigarlo o evitarlo, se busca, pues pone de manifiesto lo que será o esencial del proyecto didáctico por desarrollar”[6], siendo otro de los objetivos del docente, no la enseñanza del contenido por el contenido mismo, sino como herramienta a través de la cual los estudiantes podrán sortear el obstáculo que el error representa[7].

Por otra parte, y siempre siguiendo en la misma línea, buscamos no sólo que los estudiantes aprendan lo que indica el programa, sino que se sitúen en un nivel de comprensión más consciente que les posibilite aprender a aprender[8], aprender que puede aprender y aprender a enseñar, con lo cual no sólo nos remite a la dimensión teórica del conocimiento sino también a su dimensión práctica[9]. En el mismo sentido, Coraggio nos agrega que también es conveniente reflexionar sobre las actividades propuestas y las situaciones de enseñanza y aprendizaje que se van desplegando y sobre su eficacia y eficiencia sobre su utilidad, explicitar las tácticas de enseñanza, exponiéndola a los juicios de los alumnos, siendo esto parte del proceso de formación integral, “no se trata solamente de enseñar o de solamente a enseñar a aprender sino también a de enseñar a enseñar”.

En todas estas facetas que nos invita a reflexionar Coraggio en torno al aprendizaje nos estaría dando pie para explicitar la interrelación entre docente-alumno y saberes, a fin de lograr una correcta transposición didáctica, en tanto a que la misma se refiere a las capacidades de los docentes de poder lograr transformar los conocimientos científicos, los saberes en general, los contenidos, a un conocimiento a enseñar; de tal forma que una vez enseñado de la forma correcta se convierten en conocimiento aprendido. Es uno de nuestros objetivos como cátedra lograr que el alumno aprenda y aprehenda en forma integral, que atraviese una experiencia significativa con los saberes y que logra construir significados propios en torno a la misma. Las actividades para llevar a cabo estos procesos serán explicitadas en el apartado de Modalidad de trabajo.

Propósitos:

 

-               Introducir a los estudiantes en la comprensión de los esquemas teórico-conceptuales de la Sociología en general, y de la Sociología del Arte en particular.

-               Proveer una primera aproximación a las formulaciones teóricas de distintos pensadores de la Sociología del Arte, teniendo en cuenta sus distintos contextos de producción.

-               Realizar, desde los núcleos teóricos desarrollados, un abordaje conjunto de los diagnósticos que cada uno de los autores realiza sobre la realidad emergente, a partir de la confrontación de perspectivas y de la contextualización de las problemáticas sociales que atravesaban sus reflexiones.

-               Posibilitar el rescate de los aspectos centrales de cada esquema a fin de poder identificar/problematizar las rupturas y continuidades existentes entre los pensadores abordados.

-               Promover el análisis crítico del campo de la Sociología del Arte como un campo específico con problemáticas que le son propias.

-               Generar instancias de trabajo que favorezcan la construcción colectiva del conocimiento.

-               Alentar al estudiantado al intercambio de ideas y conocimientos a través de la generación de espacios de debate.

 Objetivos:

 Durante la cursada de la materia se espera que los estudiantes sean capaces de:

 

-               Trabajar en grupos en un ámbito de respeto y escucha mutua.

-               Participar activamente en clase.

-               Explorar a la Sociología como disciplina científica: su objeto de estudio, su metodología y su relación con las demás ciencias sociales.

-               Introducirse en la comprensión de los esquemas teórico-conceptuales generales de la sociología.

-                      Aproximarse a las elaboraciones de diversos autores de la sociología del arte.

-                      Rescatar los aspectos centrales de cada esquema a fin de poder identificar/problematizar las rupturas y continuidades presentes en los autores presentados.

-               Pensar críticamente en los términos de las categorías de la disciplina, sin descuidar su vinculación con las demás ciencias sociales.

-               Aprender significativamente, relacionando lo estudiado con sus conocimientos previos y construyendo así un significado propio y un pensamiento autónomo.

 Contenidos y bibliografía obligatoria:

 Unidad 1: La sociología como disciplina cuestionadora del sentido común. La inobservabilidad directa de lo social. ¿Qué es lo social? Componentes de lo social: cuerpos, cosas, vínculos. Aproximaciones diferentes y crítica de lo instituido. Las perspectivas fundantes: acción social, hecho social, relación social y entramado social. El legado de los pensadores clásicos y la necesidad de su permanente revisión. La importancia de la teoría social. Los orígenes de las corrientes de pensamiento sociológico y sus puntos en común. Condiciones en que se desarrolló la teoría. La sociología del arte: una primera aproximación.

 Unidad 2: Teorías estéticas contemporáneas: Adorno y Lévi Strauss. Desmitificación del origen y carácter enigmático de la obra de arte. Apariencia, forma y sentido como momentos de la negatividad estética. Mimesis y trans-subjetividad. La idea de lo nuevo y la instancia de reconciliación.

 Unidad 3: La superación de los límites de la sociología para el análisis de la cultura. Bourdieu y el análisis de la cultura. La teoría de los campos sociales. Campo, habitus y capital específico. Capital cultural y simbólico. Las prenociones sobre el mundo del análisis sociológico de la cultura. La historización de las miradas analíticas sobre el arte. El caso del “creador increado”. La conformación de un espacio autónomo. El problema del debilitamiento de la autonomía. Grupos e instituciones del campo artístico. Ni análisis de público, ni incorporación del contexto, la explicación sociológica de una obra de arte.

Unidad 4: La articulación de los órdenes desde el tipo de vínculo. La relación social como fundante de lo social. El orden capitalista. Concepto de personificación. Intercambio mercantil. Trabajo asalariado. Diferencia entre trabajo y fuerza de trabajo. Las clases sociales. La mercancía. El marxismo y el arte. El rol político y social de los intelectuales, comprendiendo a los artistas como parte de este grupo social. Las vanguardias artísticas y culturales y su relación con las vanguardias políticas.

Unidad 5: El arte ayer y hoy y el compromiso político del artista. Tensiones. Vínculos con movimientos sociales y políticos. El vínculo entre vanguardias políticas y vanguardias artísticas.

 

Modalidad de trabajo: Dado que se concibe a la adquisición de conocimiento como un proceso de construcción del mismo y a las evaluaciones “tradicionales” como un recurso artificial que no demuestra en qué medida un estudiante ha logrado apropiarse de las categorías en estudio, se propone como modalidad principal de trabajo al taller de discusión y problematización de los conceptos aprendidos. De esta forma, por lo general se trabajará de la siguiente manera: en la primera mitad de cada encuentro se procederá a realizar una exposición de la temática y autores propuestos para la clase en cuestión, para luego abrir el debate. En la segunda mitad de la clase se procederá a realizar un trabajo por grupos a través del cual los estudiantes puedan realizar una síntesis y problematización de la discusión llevada a cabo respecto a los ejes propuestos en cada una de las unidades.

Como modalidad de evaluación, se propone la elaboración de dos parciales domiciliarios durante el transcurso de la cursada, además de la elaboración de un pequeño ensayo final.

 

 

Ingresar

Email

Clave


No cerrar sesión en este equipo

Textos de Cátedra
Sitios Recomendados
Trabajos Prácticos
Recomendados por Google
©2016 www.sociologiadelarteisfalolamora.ecaths.com